Bolivia: Salud prepara el traspaso de hospitales a gobernaciones

Salud prepara el traspaso de hospitales a gobernaciones

Salud prepara el traspaso de hospitales a gobernaciones

La Paz, 27 de oct.  (Cambio).- El Ministerio de Salud y Deportes alista la transferencia de los hospitales de tercer nivel de los gobiernos autónomos municipales a las gobernaciones departamentales, en obediencia a la Ley Marco de Autonomías y Descentralización aprobada en 2009.

El artículo 81 de la citada norma establece que los gobiernos departamentales deben proveer a los establecimientos de salud de tercer nivel servicios básicos, equipos, mobiliario, medicamentos, insumos y suministros, supervisar y controlar su uso.

“Hemos sacado un comunicado junto al Ministerio de Autonomías que señala que se realizará la transferencia progresiva de los hospitales en un máximo de un año porque, inclusive, necesitará que las asambleas departamentales emitan una ley aceptando la responsabilidad de administrar los hospitales de tercer nivel”, informó la ministra de Salud, Nila Heredia.

La transferencia debe ser gradual para evitar impactos negativos en la atención al público, por lo que se estableció un año después de la aprobación de la Ley Marco de Autonomías.

En el caso de La Paz, los centros hospitalarios de tercer nivel que pasarán a depender de la Gobernación son: Hospital de Clínicas, Hospital del Niño, Hospital de la Mujer, Instituto del Tórax, Instituto de Gastroenterología, Instituto de Oftalmología y Banco de Sangre, conocidos como el Complejo de Salud de Miraflores.

La directora municipal de Salud de la alcaldía de La Paz, Lourdes Murillo, manifestó que después de varias reuniones con personeros del Ministerio de Salud coincidieron en que requieren de un documento que avale la transferencia de los centros médicos a las gobernaciones.

“La Ley (de Autonomías) dice que a partir de la promulgación de la norma los hospitales de tercer nivel pasan a competencia de los gobiernos departamentales y los de primer y segundo nivel a los municipios”, afirmó.

Señaló que la transferencia tiene sus complejidades, pues se debe garantizar el funcionamiento de los nosocomios, por lo que los municipios deberán seguir cancelando los seguros públicos, pero las gobernaciones deben asumir el pago de los servicios básicos como agua y electricidad.

A partir de la aprobación de la Ley Marco de Autonomías, el municipio paceño dejó de cancelar por los servicios básicos —agua y energía eléctrica— porque los hospitales cuentan con recursos propios que les permiten seguir funcionando y luego reponer lo que hace falta, explicó la autoridad.

Sólo en casos como los hospitales de la Mujer y del Niño, el Ministerio de Salud deberá emitir una autorización para el uso de recursos del Seguro Universal Materno Infantil (SUMI).

Antes de la aprobación de la ley, la responsabilidad del sistema sanitario era compartida por el Gobierno, que se encargaba de la creación y distribución de los ítems de médicos y enfermeras, las alcaldías se hacían cargo del equipamiento de los nosocomios y las gobernaciones de las políticas sanitarias y de la supervisión.

El director nacional de Salud, Johnny Vedia, informó que la transferencia de los hospitales de tercer nivel se realiza porque es una carga económica muy pesada para los municipios, además que los hospitales de complejidad deben atender a pacientes de las áreas rurales y ciudades capitales.

Se conoce que La Paz cuenta con 530 centros de primer nivel, 19 hospitales de segundo nivel y nueve de tercer nivel. El departamento de Santa Cruz, 337 centros de primer nivel, 24 segundo nivel y ocho de tercer nivel. Cochabamba tiene 373 centros de primer nivel, 15 de segundo nivel y cinco de tercer nivel. Chuquisaca cuenta con 353 centro de primer nivel, cinco de segundo nivel y cinco de tercer nivel.

Sigue Beni, que tiene 152 hospitales de primer nivel y ocho hospitales de segundo nivel. Oruro tiene 158 centros de primer nivel, cuatro de segundo nivel y uno de tercer nivel. Potosí, 453 centros de primer nivel, seis de segundo nivel y uno de tercer nivel. Tarija cuenta con 173 centros de primer nivel, cuatro de segundo nivel y dos de tercer nivel. Pando tiene un total de 57 centros de primer y segundo nivel.

Los centros de primer nivel tienen capacidades para resolver problemas de salud que se enmarcan en el autocuidado de la salud, consulta ambulatoria e internación de tránsito. En este nivel se encuentran el puesto de salud, el consultorio médico, el centro de salud con camas de tránsito y el policlínico.

El segundo nivel incluye la atención que requiere consulta ambulatoria de mayor complejidad y la internación hospitalaria en las cuatro especialidades básicas: gineco-obstetricia, pediatría, medicina interna y cirugía general. Este nivel de atención es el hospital básico de apoyo.

El tercer nivel incorpora modalidades de atención que corresponden a una capacidad de resolución mayor e incluye la consulta ambulatoria de mayor complejidad y la hospitalización de especialidades y subespecialidades.

Las actividades de promoción, prevención, información, comunicación y educación para la salud se realizan en todos los niveles de atención

Los datos pertenecen a la Dirección Nacional de Salud, que depende del Ministerio de Salud y Deportes.

Vedia informó que actualmente se realiza un diagnóstico del sistema público de salud para una restructuración de los servicios de salud en el marco de un Plan Nacional hacia el Sistema Único de Salud (SUS).

“Este plan determinará los requerimientos y estado real de los hospitales, cuáles están en posición de cambiar de primer a segundo nivel o tercer nivel, además de la situación de infraestructura y equipamiento”, indicó la autoridad sanitaria.

El trabajo se realiza en coordinación con los nueve Servicios Departamentales de Salud (Sedes), lo que permitira en el corto plazo mejorar la calidad de atención hacia los pacientes, que claman por mejores servicios sanitarios.

Proyecto para combatir rebrote del dengue

El Ministerio de Salud presentó el Proyecto de Apoyo al Plan de Contingencia de la Epidemia de Dengue 2010-2012, con el fin de combatir el rebrote de esa enfermedad que en 2009 cobró la vida de 25 personas.

El jefe de la Unidad de Epidemiología, que depende del Ministerio de Salud, René Lenis, dijo que ese plan tiene el objetivo de reducir la morbi-mortalidad.

“Pretende enfocar las políticas de salud pública hacia una integración multisectorial e interdisciplinaria que permita desarrollar, implementar y consolidar esa estrategia”, afirmó.

La estrategia se basa en seis puntos: vigilancia epidemiológica, vigilancia entomológica y control vectorial, comunicación social y participación comunitaria, trabajo de laboratorio, atención integral al paciente y saneamiento ambiental.

El proyecto fortalecerá además los laboratorios de 21 municipios y 9 laboratorios departamentales de referencia.

En tanto que la ministra de Salud y Deportes, Nila Heredia, aseguró: “Ese proyecto es una muestra de cómo combatir el mal, además de diseñar el plan y capacitar los recursos humanos para un correcto funcionamiento. Si esas metas se cumplen, el momento en el que se presente la epidemia tendremos mucha gente que ayudará y se enfrentará así de manera eficiente la problemática”. (ABI)

Déjenos su comentario...

Share

By Bolivia Streaming