La miel de las alcaldías provinciales

Publicado, miércoles, 2 mayo, 2018 - 09:37
La miel de las alcaldías provinciales

La miel de las alcaldías provinciales

En anteriores gobiernos y cuando fue aprobada la Ley de Participación Popular, el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada en tono jocoso dijo que “se estaba legalizando la corrupción”.

Y así fue, desde la vigencia de esa ley los municipios provinciales se beneficiaron con el aporte del dinero proveniente del impuesto a los hidrocarburos. Y bien sabido es que en anteriores gestiones, las alcaldías sólo tenían ingresos por el cobro de tributaciones menores.

Cuando el dinero estatal comenzó a llegar a las arcas de los municipios provinciales, militantes de todos los partidos políticos empezaron a movilizarse y a “abrir los ojos” con vista fija en esos recursos.

Algunos profesionales universitarios, maestros de escuelas y colegios, jóvenes desocupados y cualquier cantidad de “vaguinsones” sin oficio ni beneficio, postularon y alcanzaron cargos de alcaldes y concejales.

Y como no podía ser de otra manera, ya nomás comenzaron las durísimas peleas e incontables denuncias sobre “coimisiones” por contrato de obras, sobreprecios y otras “movidas” conocidas de dinero.

No todos, pero la mayoría de esos funcionarios (que antes no tenían ni cochecitos sin motor), aparecieron de la noche a la mañana con cómodas casas, coches particulares (0 Km), camiones de carga, grandes buses de transporte público y otros bienes; todo (comentan los vecinos), gracias a los ingresos del impuesto a los hidrocarburos.

DENUNCIAS

Después, según reiteradas denuncias públicas, algunos alcaldes provinciales alquilaron oficinas en La Paz, donde “trabajan” de lunes a viernes y sólo sábados y domingos en la mañana atienden en el pueblo, para luego retornar a La Paz (en el coche oficial).

Otro comentario general: ¿Será cierto que en su estadía en la ciudad del Illimani, más de un alcalde habría ingresado a universidades privadas para estudiar nada menos que la carrera de Derecho, lo que prácticamente significaría una beca con dineros municipales? ¿Y con qué objetivo precisamente la carrera de Derecho y no otras? Bueno, pues, el lector ya se dará cuenta de por qué. Existen más denuncias graves, pero por hoy basta.

ALCALDÍAS: MIEL

Muchas de estas denuncias públicas han sido verificadas en varios municipios provinciales y todo ello nos hace ver que estamos viviendo una época muy preocupante en cuanto a la administración del dinero estatal.

Por lo visto, algunas alcaldías provinciales se han convertido en una dulce miel saboreada magníficamente por un buen número de “vivos” y desocupados que encontraron un buen motivo para ingresar al club de “nuevos ricos”.

¿Y los ciudadanos honrados, cándidos y legalistas?, a seguir trabajando para no manchar sus apellidos y dejar a sus hijos una herencia de honestidad.
Por Jorge Villanueva – El Diario

FmBolivia.TV Noticias de Bolivia y el mundo...
Show Buttons
Hide Buttons
By Bolivia Streaming PUBLI10