Consecuencias del Censo: ¿Cómo será la nueva Asamblea Legislativa?

Download PDF
Consecuencias del Censo: ¿Cómo será la nueva Asamblea Legislativa?

Consecuencias del Censo: ¿Cómo será la nueva Asamblea Legislativa?

La Paz y Santa Cruz se fortalecen todavía más, Cochabamba gana un par de curules, mientras que Chuquisaca, Beni, Pando, Oruro y Potosí pierden terreno y Tarija se mantiene.

Todo esto se materializaría en la eventual composición de la Cámara de Diputados después del censo previsto para este año de acuerdo a la proyección de crecimiento poblacional 2010 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Basado en el estudio del INE, y aplicando el sistema de distribución que se empleó en las últimas reparticiones de curules, la nueva Cámara Baja tendría dos polos (La Paz y Santa Cruz) de concentración de poder en desmedro de los departamentos más pequeños que resignarían espacios.

Esta posibilidad ya despertó la inquietud de representaciones cívicas y políticas de regiones como Potosí, Beni y Pando, que están dispuestas a luchar por mantener intacto su cupo, algo que dos especialistas consultados por Ideas consideran lógico y legítimo, aunque complicado, por lo que advierten que éste se avizora como uno de los principales focos de conflictividad social a futuro.

Mientras tanto, pese a que se saben favorecidos, dirigentes cruceños afirman que su departamento fue perjudicado en la distribución de escaños tras las dos últimas elecciones. El Comité pro Santa Cruz anticipó movilizaciones para garantizar que se efectúe el censo y se reacomoden los curules según los resultados.

Pero al margen de lo político, también está lo económico y el sociólogo Arturo Villanueva advierte que las pugnas también saltarán a la hora de definir la planificación del desarrollo, la distribución de la renta nacional y del impuesto directo a los hidrocarburos, entre otros.

El economista Luis Pereyra explicó a Ideas que desde 1976, generalmente los censos se aproximan bastante a las proyecciones de crecimiento de población del INE y las reafirman.

“Existe un alto y satisfactorio grado de exactitud. Los problemas en estos estudios surgen a nivel de municipios -como pasó en 2001 entre La Paz y El Alto- pero ello no afecta el resultado departamental y nacional que cuenta a la hora de la distribución”, explicó.

La futura Cámara Baja

Bolivia tiene un Órgano Legislativo bicamaral que, a la hora de asignar espacios, busca el equilibrio entre la representación territorial y la poblacional.

El Senado es la expresión cabal de equilibrio entre los nueve departamentos (tres curules por región), mientras que en la Cámara Baja se reparten los representantes de acuerdo a la densidad poblacional. En esta instancia existen circunscripciones plurinominales y uninominales.

La Asamblea Legislativa Plurinacional, así, tiene 166 miembros: 36 senadores y 130 diputados.

De acuerdo a la tabla elaborada por Ideas con base en la proyección poblacional, La Paz se mantendrá como el departamento con más diputaciones (31, dos más que hoy en día), mientras que Santa Cruz dará un gran salto y pasará de tener 25 escaños a contar con 30. Juntos concentrarían más del 40% de la representatividad en Diputados.

Pando quedaría apenas con cuatro curules, de los cinco que ahora ostenta; Beni y Oruro se resignarían a contar con sólo siete diputados, de los nueve actuales; Tarija se mantendría con nueve y la representación de Chuquisaca se reduciría a diez cupos en lugar de 11.

Potosí bajaría de 14 a 11 espacios, mientras que Cochabamba quedará como la tercera fuerza parlamentaria con 21 diputaciones, dos más de las que tiene ahora.

La Ley de Régimen Electoral y la Constitución establecen que se debe efectuar una nueva repartición de diputaciones entre los departamentos sobre la base del cálculo demográfico del país.

Ideas utilizó el estudio de población proyectada al año 2010 elaborado por el INE para construir el modelo de la nueva Cámara de Diputados. Se aplicaron los principios de equidad y compensación, y se otorgó a cada departamento un mínimo de tres diputaciones como base, tal como se realizó en las reparticiones de 1997 y 2005.

Aunque no deja de ser un cálculo, está basado en proyecciones fiables y expertos y analistas coinciden en que estas tendencias se ratificarán con pocas o ninguna variación, pues entre 2010 y 2012 los cambios no alcanzarán a ser determinantes.

Posturas

El ex vocal de la Corte Nacional Electoral Jorge Lazarte defendió el actual modelo de repartición que establece una base mínima y equitativa de tres diputados por departamento, y que en su criterio permite que regiones pequeñas como Pando “no desaparezcan de la Cámara de Diputados”.

“La repartición es compleja y más por la aparición de diputaciones uninominales y plurinominales. Por eso es necesaria una ley que especifique cómo hacer esta repartición”, sostuvo.

Lazarte añadió que los resultados del censo deberán ser estudiados para definir la forma más apropiada de distribuir los escaños. “A través de la ley se pueden hacer todos los esfuerzos para mantener la equidad, lo único que no se puede modificar es el número total de diputados, que es 130”.

Pereyra coincide en que departamentos como Oruro, Beni y Pando “son los más sensibles” a presentar variaciones, pues han sufrido procesos emigratorios más marcados.

“Probablemente se demostrará un crecimiento más amplio en departamentos como Tarija, y no es porque allá hayan nacido más personas, se debe a las migraciones internas producto de las condiciones económicas”.

El experto explicó que en las anteriores décadas La Paz mantuvo un crecimiento sostenido gracias a que la ciudad de El Alto acogió grandes cantidades de migrantes del área rural y otras ciudades, pero recordó que en el último tiempo Santa Cruz de la Sierra tomó la posta y se convirtió en la mayor metrópoli de Bolivia.

La proyección del INE marca que La Paz y Santa Cruz bordearían los 2,8 millones de habitantes cada una, mientras que Pando apenas contaría con 81.000 pobladores, es decir una cantidad de residentes 34 veces menor a la de las dos regiones más grandes del país.

De acuerdo a Lazarte, el crecimiento de los dos departamentos más grandes, junto a Cochabamba, confirma la tendencia que existe en el país de concentrar a la población en las grandes ciudades, el llamado “eje troncal”. La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra concentran el 40% de la población de Bolivia, más de 4,5 millones de habitantes.

Asambleas departamentales

El sociólogo Arturo Villanueva manifestó que los resultados del nuevo censo no afectarán sólo a los escaños que cada departamento tendrá en la Cámara Baja, sino que con base en estos deberán regirse todos los órganos del sistema nacional de autonomías.

“Las conclusiones también podrían ser extensivas a las asambleas legislativas de los gobiernos departamentales, municipales e indígenas que son resultantes del nuevo régimen autonómico del país”, afirmó, dejando claro que se avizoran otros niveles de conflictividad en puertas.
Publicado en el suplemento IDEAS de Página Siete el 6 de febrero de 2012.
Boris Miranda
www.borismiranda.info
Página Siete

Déjenos su comentario...

Share

By Bolivia Streaming