Bolivia: Danza y música de mohoseñada son patrimonio de La Paz

Download PDF

Bolivia: Danza y música de mohoseñada son patrimonio de La Paz

Bolivia: Danza y música de mohoseñada son patrimonio de La Paz

La Paz, 22 de feb. La expresión originaria relacionada con el ritual dedicado al ciclo agrícola en el ‘jallupacha’ o tiempo de lluvia se originó en el pueblo histórico de Mohoza y se expandió a otras provincias.

Con el objetivo de revalorizar las tradiciones ancestrales de las culturas antiguas para difundir y salvaguardar la música y danza autóctona de la mohoseñada proveniente del pueblo histórico de Mohoza de la provincia Inquisivi, la expresión originaria fue declarada ayer Patrimonio Cultural Intangible del departamento de La Paz.

La mohoseñada o müsiñu es una danza autóctona aymara que se origina en el pueblo histórico de Mohoza-Lanza (por José María Lanza), municipio de Colquiri, provincia Inquisivi del departamento de La Paz. Según algunos historiadores, la expresión cultural es una danza ritual y ceremonial que se la interpreta en el jallupacha o tiempo de lluvia, representada principalmente en febrero

Los danzantes usan un traje colorido y adornado con aguayos multicolores. El instrumento que interpretan es de viento o aerófono y está elaborado de la madera proveniente de un gran arbusto llamado tuquru, característico de los valles paceños. La melodía dulce y contagiosa, producida por los varios mohoseños de distintos tamaños, ha permitido que la mohoseñada sea difundida en todo el territorio del departamento de La Paz con una gran influencia en las provincias Inquisivi, Aroma, Loayza.

La declararoria será emitida en el pueblo de Mohoza el 24 de febrero, en un acto especial que se prepara y donde se prevé la participación de centenares de mohoseños que danzarán y tocarán la música ritual. La ceremonia ancestral dedicada al ciclo agrícola en el jallupacha es amenizada con la mohoseñada, aunque su popularidad le permite estar en la mayor parte de los acontecimientos sociales del área rural.

“Es una de las músicas más dulces de La Paz, pese a que el pueblo histórico de Mohoza se encuentra en un lugar extremo cerca de Cochabamba, su arte ha sido difundido al resto de las provincias. También hemos visto danzar la mohoseñada en Omasuyos, en la localidad de Walata, en los Andes, en el sector de Chakakomani y en otros sitios”, explica el coordinador con los movimientos sociales de la Gobernación del Departamento de La Paz, Hilario Callizaya.

Explica que una escena inigualable se produce en la época de carnaval en el área rural, cuando la planta de la papa deja brotar sus flores de color lila y blanco, es un hecho de celebración con el ritmo y la música de la mohoseñada. Es una expresión de la complementariedad en la cultura aymara y una forma de agradecimiento a la Pachamama o Madre Tierra por un nuevo ciclo agrícola.

Con la declaratoria como patrimonio a la mohoseñada se está valorando una de las danzas y músicas más conocidas y alegres de la región en La Paz, añade Callizaya.

El pueblo rebelde de Mohoza y la sublevación

La noche del 29 de febrero de 1899, en el pueblo de Mohoza se registró una sublevación indígena en contra del escuadrón federal de Pando. Los indígenas por la reivindicación de sus derechos cercaron la población liderados por el caudillo Lorenzo Ramírez.

La matanza de 130 hombres no sólo se produjo en la iglesia, sino en otros lugares a donde eran arrastrados. Luego de estos hechos los indígenas del cantón establecieron en Mohoza su cuartel general y desde allí continuaron sus actividades de sublevación. Los principales líderes de esa época fueron Santos Marka T’ula, Rufino Willka, Mateo Alfaro, Leandro Nina Quispe, Faustino Llanqui, Marcelino Lanqui, Francisco Tancara, Dionisio Phaxsi Pati, Feliciano Condori y muchos otros que lucharon por la reivindicación de los derechos y la identidad de los indígenas.
Cambio

Déjenos su comentario...

Share

USO
By Bolivia Streaming